domingo, 27 septiembre 2020 10:24

El bebé británico que donó sus órganos para salvar una vida

La historia de Teedy Houslton es de aquellas por las que merece la pena gastar unos minutos. Este bebe británico falleció el pasado 22 de abril en Gales. Una rara enfermedad con la que nació provocó que sólo viviera 100 minutos. Según informan los medios locales, el pequeño, mientras se gestaba en el interior de su madre, no desarrollaba su cerebro y su cráneo, es decir, iba a nacer con Anencefalia.

Sus padres decidieron seguir adelante con el embarazo pese a los riesgos que esa situación tenía. Cuando Jess Evans dio a luz (y conscientes del poco tiempo de vida que iba a tener su hijo) optó junto a su marido por donar los órganos del pequeño Teddy para que otra persona pudiera salvarse.

Un paciente con problemas renales en Leeds recibió los riñones del pequeño, que se ha convertido en todo un héroe en el Reino Unido. “Vivió y murió como un héroe. No podemos expresar lo orgullosos que estamos todos de él”, explicaban a los medios locales.

Desde el departamento de Salud Pública británica aseguraban la hazaña que acaba de producirse en el país, ya que se trata de una historia evidentemente “excepcional”.