Compartir

Sam ha crecido, pero su divertida y 'enfurecida' pose continua protagonizando centenares de memes. Pese a que prácticamente nadie conocía su identidad, al menos en España, no hay nadie que no haya visto su imagen. Por eso, ocho años después de esa fotografía, el pequeño recurre a las redes sociales para pedir ayuda para su padre.

Según recoge Daily Mail, el pequeño ha puesto en marcha una campaña de crowdfunding, con la ayuda de su madre, para recaudar fondos y conseguir dinero suficiente para costear la operación que requiere su padre. Justin, que posa con su hijo, necesita urgentemente un trasplante de riñón.

Como narra Sam en la campaña lanzada a través de 'gofundme', Justin tiene tan solo 39 años, está gravemente enfermo y necesita un riñón. “Su madre también murió por esa enfermedad, ayudadnos a crear una historia diferente”, recoge el joven con la ayuda de su madre.

Y de la misma forma que las redes sociales han utilizado la imagen de Sam desde 2010, cuando comenzó el boom del 'Sucess Kid', ahora también han contribuido a alcanzar la cantidad requerida. De hecho, en menos de siete días online, la campaña ha superado las expectativas. Necesitaban 70.000 euros y ya rozan los 80.000 euros.