Compartir

Un joven californiano de 29 años ha sufrido una grave lesión mientras estaba jugando al popular 'Candy Crush Saga'. Resulta que el hombre se rompió el tendón de su dedo pulgar después de un exceso de partidas con el móvil y, lo más extraño de todo, que ni se dio cuenta.

No se enteró de nada a pesar de tener el tendón roto porque siguió jugando varios días sin darse ni cuenta de lo que le pasaba. La lesión, además, se produjo en la zona gruesa del tendón, por lo que debió haber sido muy dolorosa.

Pero nada de dolor sintió porque el juego en su móvil seguía activo como el primer día. Cuando notó que le empezaba a dar problemas fue al médico y confesó que había estado jugando semanas enteras con la aplicación.

Lo más raro de todo es que los videojuegos, sobre todo los adictivos como el Candy Crush, pueden producir un efecto de alivio del dolor por el placer que produce jugar a ellos. Este californiano probablemente no vuelva a coger su móvil para abrir el famoso juego.