Compartir

Domanik Green, un joven de 14 años natural de Estados Unidos se enfrenta actualmente a una posible pena de hasta cinco años de prisión por cambiar el fondo de pantalla de un ordenador.

Al parecer, todo comenzó cuando el joven Green decidió cambiar el fondo de pantalla del ordenador de uno de sus profesores, a modo de broma. Sin embargo, ésta podría terminar saliéndole muy cara ya que para hacerla tuvo que acceder de manera ilegal al que es considerado un dispositivo estatal.

Por este motivo, Domanik Green ha sido denunciado por el sheriff del condado en el que vive y podría llegar a entrar en prisión, además de enfrentarse a una multa de alrededor de 50.000 dólares.

El joven Green estudia en el centro Paul R. Smith Middle School de Florida. Cuando se le ocurrió poner a dos hombres besándose de fondo de pantalla en el ordenador de uno de sus profesores, con el que no se lleva muy bien, seguro que no se imaginaba que estaba cometiendo un delito y no solo una simple broma.

Pero al parecer, en Florida todos los ordenadores que emplean los profesores están considerados bienes del Estado, por lo que al utilizar la contraseña para acceder al ordenador se estaba metiendo en un buen lío.

A pesar de que el joven ha asegurado que todo el mundo en el colegio sabe la contraseña (el segundo apellido del profesor), y que la gente utiliza los ordenadores de los docentes para usar Skype, ahora él podría enfrentarse a una pena de hasta cinco años de cárcel.