Compartir

Un juez de Manhattan ha aceptado que una mujer llamada Ellanora Biadoo pida el divorcio a través de un mensaje privado en Facebook. Se trata del primer caso de estas características que se acepta en los tribunales, pues el marido evitaba ser notificado por otras vías. “La demandante tiene permiso para entregar las citaciones de divorcio a través de mensaje privado de Facebook”, ha dictado el juez.

La mujer intentó sin éxito notificarle a su marido que quería el divorcio después de que en 2009 se casaran por lo civil. El motivo de la ruptura fue que él nunca aceptó participar en una boda ritual ghanesa y tampoco llegaron a vivir juntos nunca.

La demandante decidió hacer las cosas vía Facebook porque era el único contacto que mantenía con su marido, que solo le cogía el teléfono y le contestaba por la red social. Nunca aceptó documentos ni habiendo contratado a un detective privado, por lo que lo mejor para ella fue notificárselo por un mensaje.