Compartir

A puñetazo limpio. Así resolvieron estos dos taxistas sus diferencias a plena luz del día y a la vista de los transeúntes que, sin embargo, ante la violencia de los acontecimientos optaron por no intervenir. Aunque sea paradójico.  

Las imágenes, que circulan por redes sociales y mensajería instantánea muestran el instante en el que uno de los profesionales del taxi asesta un golpe en la cara a otro y se enzarzan en una abrupta.La escena, que dura 30 segundos, termina cuando algunos de los ciudadanos que estaban paseando por la Rambla deciden separar a los dos taxistas, que ya se encuentran en el suelo. Uno de ellos tiene la camiseta rota después del enfrentamiento. 

Según fuentes del sector, que han facilitado la grabación, “el exceso de taxis, el escaso trabajo y la falta de psicotécnicos” acaban provocando que se produzcan vídeos como el que recoge este vídeo de YouTube.