Quantcast

Cosas con las que putear a tu jefe

-

1
Hay trabajos y trabajos. Y hay personas y personas. En las empresas hay empleados de todos los tipos

Hay trabajos y trabajos. Y hay personas y personas. En las empresas hay empleados de todos los tipos: el/la trepa, el/la quejica, el/la [email protected], el/la egoísta. Todos ellos sacan de quicio a sus compañeros pero hay un perfil especial que merece una mención especial. ¿Cuál? El que de manera, más o menos consciente, saca de sus casillas a su jefe.El ser jefe/a tiene sus ventajas pero también muchos inconvenientes. Tomar decisiones difíciles en contra de lo que el resto de la empresa quiere provoca que el buen rollito que hay entre todos se acabe de un momento. Es en ese justo momento cuando aparecen esos pequeños gestos y detalles que les van enfureciendo poco a poco y que pueden terminar por explotar. ¿Y sabes lo que puede provocar eso? ¡Un despido! Así que si lo haces queriendo o sin querer, toma nota de las cosas que debes evitar a toda costa. ¡Que la cosa está muy difícil! ¡Tampoco te piden tanto!Llegas el último y te vas el primeroSi el metro llega tarde o hay un atasco enorme en la carretera es muy probable que llegues tarde al trabajo. ¿Sabes que eso pone de los nervios a tu jefe/a? Puede pasarte un día, dos o incluso tres pero no te acostumbres a que se repita. Pero eso no es lo que más les molesta (¡nos puede pasar a todos!), lo que de verdad les saca de sus casillas es que con toda tu cara apliques la regla de “llegas el último y te vas el primero”. Ese horario sí que lo cumples a rajatabla. Y los cinco minutos del cigarro, y la media hora del bocadillo… ¡Estás tocado y hundido!

Atrás
Comentarios de Facebook