jueves, 24 septiembre 2020 1:25

Le dice a la policía que compartía con Mariah Carey una casa que asaltó

Jason James Lowell entró en una casa de lujo en Florida y horas más tarde fue descubierto por la policía, a la que le dio una excusa de lo más absurda.

Lo más 'gracioso' de esta historia es que el hombre ni siquiera había entrado a robar, ya que la casa llevaba deshabitada desde hacía un tiempo. Cuando fue descubierto por la policía, Jason James Lowell simplemente estaba bailando y bebiendo alcohol.

Fueron los propios vecinos de la zona los que alertaron a la policía de que ocurría algo extraño al darse cuenta de que en la entrada de la casa había un coche que no conocían. Además, se escuchaba música a alto volumen, que venía del interior de la casa.

Tras recibir la alerta vecinal, la policía se presentó en la casa de Florida y se encontraron a Jason James Lowell bailando y bebiendo como si estuviese en su propia casa. Y eso fue precisamente lo que le dijo a los agentes como excusa.

Este hombre de 35 años le aseguró a los agentes que le pillaron 'con las manos en la masa' que en realidad él no estaba infringiendo las normas, ya que él era el copropietario de la casa. Pero si ya os parece que este es echarle demasiado morro, esperad a conocer el resto de la historia, porque el hombre llevó la mentira todavía más allá.

Resulta que Jason James Lowell le explicó a la policía que él era el copropietario de la casa y que había estado viviendo en ella durante nada menos que 17 años junto a la mismísima Mariah Carey, según explica el Daily News.

Esta historia de locos ha hecho reír a la cantante, que la ha compartido con sus seguidores en Twitter.