Compartir

Para mostrar su descontento por la falta de pago, un operario sudanés primero golpeó el coche de su jefe con la pala mecánica de la máquina y luego lo pasó por encima dejándolo para chatarra.

Y es que hay cosas que son difíciles de aguantar pese a que la cuestión se nos pueda ir de la manos. Este es el caso que describe este vídeo. Y es que, como si fuera una historia de “Relatos Salvajes”, la película argentina candidata al Oscar a Mejor Película Extranjera en la última edición de aquellos premios, un obrero en Sudán quiso demostrar que nadie se puede ir de rositas si no cumple con sus compromisos, aunque no sea la mejor de las maneras. 

Ante la falta de pago del sueldo, el trabajador tomó su máquina y tras golpear tepetidas veces con su pala el automóvil de unos de sus jefes, procedió a pasarlo por arriba para sorpresa de todos sus compañeros.