Compartir

Tres adolescentes de 15, 16 y 17 robaron las cenizas de un fallecido al confundirlas con cocaína.

Esta increíble historia ha sucedido en la localidad de St. Peters, en Missouri (Estados Unido). Los tres jóvenes ladrones habían planeado hasta el último detalle del que era su primer robo en una vivienda, pero la inexperiencia les hizo pecar de pardillos.

Estos tres chicos forzaron la puerta de la casa en la que entraron a robar, según indica el informe policial en el que se recogen los detalles del robo, tal y como indica el diario Daily News.

Los jóvenes e inexpertos ladrones se llevaron todo lo que pillaron a su paso: tanto cosas valiosas como otras que no lo eran en absoluto. Se hicieron con una Xbox 360, pero también se llevaron algunas recetas médicas del dueño de la casa.

Sin embargo, lo más raro de todo es que también se llevaron con ellos el recipiente que portaba las cenizas del difunto padre del dueño de la casa. Y, estaréis pensando, ¿para qué las querrían? Pues para nada… Porque resulta que estos jóvenes ladrones no tenían ni idea de lo que se estaban llevando.

Resulta que los chicos pensaban que el recipiente estaba lleno de cocaína. Así que, al darse cuenta de su error, se deshicieron de las cenizas por la ventanilla del coche.

Pero ese no fue el único error que cometieron. Y es que, la policía dio con ellos porque no se les ocurrió otra cosa que activar el modo de juego online de la consola que habían robado, lo que sirvió para rastrear la dirección IP.