Compartir

1En abril de 2013, el Gobierno decidía eliminar la fecha de caducidad de los yogures y empezar a etiq

En abril de 2013, el Gobierno decidía eliminar la fecha de caducidad de los yogures y empezar a etiquetar este lácteo con una fecha de consumo preferente. Hasta ese momento, debían ser vendidos dentro del mes posterior a ser fabricados. Sin embargo, con estos cambios cada fabricante sería el encargado de evaluar cuanto tiempo podía aguantar ese producto.Dos años más tarde, no hay noticias de dicha modificación del etiquetado de ciertos productos como el yogur. La decisión causó cierto revuelo en los consumidores, que no entendían por qué antes sí que se caducaba y a partir de ese momento no era seguro comerlo. Quizás por ello, desde el ministerio de Agricultura han decidido dejar en “stand-by” un asunto tan delicado.Pese a ello, sí que hay otros numerosos productos que todos tenemos en casa y que no existe problema (aunque no es recomendable hacerlo con frecuencia) en consumir una vez se supera la fecha de caducidad. ¿En qué les afecta? En que algunos alimentos pierden una serie de propiedades que les dan el olor, el color o el sabor característico, es decir, que igual su intensidad no es la que esperes pero tu salud no se va a ver afectada por ello.HuevosLos huevos tienen una fecha de consumo preferente (impresa en su cáscara) y es uno de los productos cotidianos que tenemos en casa que más duran, especialmente si se mantienen dentro del frigorífico. La restauración, eso sí, no permite su uso, ya que la normativa es mucho más estricta.Pese a ello, se recomienda utilizar varios trucos caseros para averiguar si el agua que tenemos en casa está aún fresco o no. Si se va al fondo se puede cocinar mientras que si se queda en medio o flota es mejor no consumirlo, según apunta el Consejo de la Producción Agraria Ecológica de Navarra.

Atrás