Compartir

Hay pueblos recónditos en el mundo que están a punto de desaparecer del mapa debido a que sus habitantes mueren lentamente un año tras otro. Ocurre en España, en provincias como Soria o Zamora, por ejemplo, y también en otros países como Hungría.

Precisamente en un pequeño pueblo de Hungría se ha puesto en marcha una peculiar iniciativa para rejuvenecer y dar actividad al lugar. Megyer, situado a unos 120 kilómetros al suroeste de Budapest y con 18 habitantes, será el primer pueblo del mundo que podrá ser alquilado y disfrutar de todos los 'lujos' del lugar.

¿Por qué precio podrás hacerlo? Pues por algo menos de 500 euros. Ello incluye que te pertenecen las paradas de autobús, la casa del alcalde, las ovejas del vecino más arisco del lugar e incluso dos vacas y seis caballos. No sólo eso, sino que los 'dueños' tendrán opción a alojarse en siete casas exclusivas y poder cultivar en una tierra fértil de 10 hectáreas. 

En principio, según afirma el alcalde, Kristof Pajer, el objetivo es que algunas empresas alquilen el pueblo un fin de semana para comprobar la convivencia entre sus trabajadores. “Espero que la oferta traiga a Meyger algún dinero, ya que necesitamos arreglar algunas aceras y desperfectos en las calles pero lo más importante es que pongamos a este encantador lugar en el mapa”, aseguraba a los medios locales. 

Por el momento, la oficina del alcalde ya ha recibido una docena de llamadas desde que el anuncio se colocó en una inmobiliaria del país y Pajer prevé que en las próximas semanas los primeros clientes se alojen en el pueblo. ¡La que les espera!