Compartir

Cuando somos pequeños no sabemos muchas cosas acerca de la vida. En esa tesitura se encuentra la protagonista de este vídeo: una niña pequeña que tiene mucha sed y que quiere paliarla bebiendo de una fuente.

Sin embargo, no sabe usarla porque hay que presionar un botón y beber a la vez. Ella no es consciente de esa situación y pulsa e intenta beber después. ¿Qué ocurre? Que no puede quitar la sed. Después de varias intentonas sin éxito, la pequeña finalmente consigue hacerlo. ¡Anda que no podían haberle ayudado!