Compartir

Este gatito llamado Malcolm desapareció hace ocho años y, ahora que su dueña ya lo había dado completamente por perdido, ha aparecido a 20 kilómetros de su casa.

La historia de este bonito reencuentro ha tenido lugar en Devon, un pueblo de Inglaterra. Susan MacDonal aún no se puede creer que Malcolm haya aparecido, después de haberse perdido en 2007.

El gato se esfumó de su casa hace ya ocho años y ella, que le tenía mucho cariño y le consideraba una parte fundamental de su vida, le buscó durante meses y empapeló todo el pueblo y las zonas de alrededor con fotos del felino.

Sin embargo, todo el esfuerzo no dio resultado ya que Malcolm no volvió a dar señales de vida en todo este tiempo, y nadie se puso en contacto con ella, por lo que abandonó la búsqueda.

Durante todo este tiempo le ha echado mucho de menos, pero lo que no esperaba era que un día sonara el teléfono para decirle que Malcolm había aparecido. Quienes llamaron fueron los trabajadores de una clínica veterinaria, que habían encontrado al gato en Rockbeare (cerca de la casa de Susan), ocho años después de que desapareciera.

Localizaron a Susan gracias al microchip que lleva el felino y por fin se produjo el reencuentro.

“Mi vida ha cambiado tanto desde que desapareció. Él era el gato de mi hija, pero ella ya ha crecido y ahora vive en Iowa”, ha asegurado la mujer en Daily Mail.

Además, la mujer asegura que ella ve al gato igual que desapareció, aunque un poco más gordo. Sin embargo, asegura que Malcolm ya no le recuerda. “Ha estado ausente durante ocho años, que es como unos 64 de la vida de un gato”