Compartir

Un multimillonario de 39 años residente en la India ha sido imputado por la justicia del país asiático como principal responsable de la muerte de un empleado de seguridad que trabajaba en su vivienda. Al parecer, Mohammed Nisham habría empujado con su vehículo al individuo contra un muro y una barra de hierro.

La Policía acudió al lugar de los hechos, personándose en la vivienda del multimillonario para proceder a su detención. Nisham aseguró en el juicio rápido que el empleado de seguridad había tardado demasiado tiempo en abrirle las puertas de su lujosa casa y que por ello había decidido tomar de aquella manera la justicia por su mano. 

Pese a que estuvo dos semanas ingresado en un hospital de la ciudad de Thrissur luchando por su vida, el empleado de seguridad acabó falleciendo. La familia del asesinado se encuentra en estos momentos haciendo todo lo posible para llevar el caso a una instrucción de justicia superior, con el objetivo de conseguir un abogado lo suficientemente importante para hacer frente al servicio de abogados con los que cuenta este magnate indio.