Compartir

Bert Hanks y su perra Lottie sufrieron un accidente de tráfico, del que fortuna salieron ilesos. Sin embargo, tras el choque del coche, el perro se escapó de la escena del accidente, fruto del miedo que le provocó el choque.

El suceso ocurrió cerca de Bicester, en Oxfordshire, donde se produjo un choque en cadena en el que se vieron involucrados más de 30 vehículos. El accidente se cobró la vida de un hombre, y otras 60 personas resultaron heridas.

Por suerte, este perro, cruce entre Chihuahua y Jack Russell, y su dueño salieron totalmente ilesos. Eso sí, cada uno por su lado…

Según ha publicado Mirror, Hanks salió del coche para ofrecer su ayuda a los heridos en el choque. “Caminé por la autopista, todos los servicios de emergencia llegaron muy rápido. Tenía algunas mantas en mi coche por lo que las saqué para mantener a la gente cálida” , ha asegurado el hombre, de 65 años.

Pero en ese momento, sin que se diera cuenta, su perra salió a la carretera, con la mala suerte de que con el caos del momento, se perdió. “Tuve que irme porque no había nada más que pudiera hacer. No pude encontrar a mi pequeño perro, ella todavía está perdida”, aseguró en el momento del accidente, deseando que volviera.

Y finalmente, la perra y su dueña se han podido reencontrar. Lo hicieron horas después del accidente, cuando Lottie regresó. “¡Ella está bien y moviendo la cola!”, ha escrito Hanks en las redes sociales.