Compartir

Un hombre se ha convertido en todo un héroe de una aldea de Uganda tras acabar con la vida de un cocodrilo que hace cuatro meses devoró a su mujer embarazada.

En su día, Mubarak Batambuze no pudo hacer nada por salvar a su esposa y al hijo de ambos que venía en camino. Sin embargo, tras varios meses el cocodrilo volvió a aparecer en la aldea en la que vivía el marido de la víctima.

Batambuze no se lo pensó dos veces y decidió vengarse del animal que meses atrás había destrozado su familia.

El cocodrilo se comió a su mujer cuando se encontraba a las orillas del lago Kyoga, junto a un grupo de mujeres. El animal les alcanzó y, casi sin que se dieran cuenta, la esposa de Batambuze desapareció.

Cuando se enteró de la muerte de su mujer embarazada, el hombre se quedó destrozado. Así que, cuando el cocodrilo regresó a la aldea decidió que tenía que matarlo. Según ha explicado la cadena BBC, encargó a un herrero hacer una lanza para ello.

 “La gente estaba impresionada. Lo que realmente sorprendió a todos fue el tamaño de la bestia. No era un cocodrilo ordinario. Era muy grande. Así que la gente nos llamó héroes” , ha asegurado el viudo.

Además, aunque asegura que está deprimido desde que perdió a su mujer, asegura que los vecinos le dan las “gracias por matar a la bestia”.