Compartir

Contemplando cada una de sus imágenes que circulan por Internet nadie, salvo que ya conozcan su caso, podrían mantener que Zeng Yushan tiene más de ocho o nueve años. Pero sí, esta joven china no solo supera esa edad, sino que nació en 1994, por lo que ha celebrado recientemente su veinte cumpleaños.

Sin embargo, su apariencia no refleja su verdadera edad. Esto se debe a que Zeng Yushan dejó de crecer cuando tenía siete años, a causa de un tumor hipofisario que eliminó sus hormonas del crecimiento, por lo que guarda el mismo aspecto que cuando le diagnosticaron esta enfermedad.

Según explicó la profesora de la Universidad de Oxford Ashley Grossman a 'Daily Mail', “si no recibe el tratamiento adecuado no va a crecer en absoluto, pero llegado el momento envejecerá con normalidad”.

Alrededor de esta extraña enfermedad circula el rumor que los afectados, ya que no crecen, pueden vivir más de lo esperado. Sin embargo, la doctora Grossman asegura que es totalmente incierto.

Además de no recibir el tratamiento adecuado, Zeng estuvo durante varios años como 'niña mendiga' por obligación de su padre. Sin embargo, tras la muerte de su progenitor, una pareja decidió adoptar a la joven china.

Su futuro puede cambiar radicalmente, ya que su nueva familia la trasladará a Beijing para ser sometida a un tratamiento que pueda ayudarla.