Compartir

Rompiendo prejuicios y a pesar de su peso, Whitney Thore de 30 años se hace cada vez más y más conocida a partir de sus coreografías, las que enseña a través de tutoriales en la web y que semana a semana aumentan en visualizaciones. UN triunfo muy gordo.

Además, la californiana acaba de ganar un concurso de baile en un programa de televisión en el canal TLC. Según Thore, ella antes era delgada, pero por diversos motivos fue ganando peso, entre ellos, por padecer el síndrome de ovarios poliquísticos. Sin embargo, no se dejó vencer, y nada le impidió mostrar lo que sabe hacer tan bien.