Compartir

Esta pareja de paracaidistas vivieron uno de los momentos más angustiosos de sus vidas al estar realizando un salto. Tal y como muestra el vídeo, están a punto de ser golpeados por las hélices de la avioneta desde la que saltan. El paracaídas toca el ala y pone a ambos en peligro.

Afortunadamente, ellos no se dieron cuenta y el artilugio no sufrió ningún tipo de daño a pesar de que podría haberse roto fácilmente. El instructor ha asegurado que es la primera vez que les sucede algo similar.