Compartir

Qué sincronización… A veces nos parece alucinante los movimientos que realizan las gimnastas y bailarinas y, aún más, cuando la coreografía es grupal, ¿verdad?

Y es que con tanto salto y tanto movimiento imposible no nos sorprende que pasen cosas como ésta. Ahora, da angustia sólo de verlo. Si nos duele nosotros, no queremos saber cómo las pasó la joven…

Una de las animadoras se rompe el codo en plena coreografía al realizar un salto mortal hacia atrás. La pobre chica está muerta del dolor y sus compañeras parecen un poco despitadas… Se quedan inmovilizadas. Es decir, ¡no hicieron nada!

Menos mal que una de ellas se arrancó y acudió a atender a su compañera de equipo.

Ay…qué dolor…