Compartir

Esta familia brasileña se debió llevar un buen susto al descubrir que una alcantarilla succionaba a este pequeño de nueve años. Pero no fue el único, ya que también 'desapareció' uno de los adultos que le acompañaba. 

Seguro que pasaron duros momentos de angustia, aunque por fortuna no duró mucho. Y es que, tanto el niño como el hombre aparecieron sanos y salvos apenas diez metros más adelante por una tubería. 

A pesar de que la familia se llevó un susto bien gordo, como demuestran las imágenes que fueron grabadas por una vecina de la zona, al niño esta situación le provocó un ataque de risa.