Compartir

Un niño de nueve años llamado Aiden Stewart ha sido expulsado de un colegio en Texas por considerarle una amenaza para el resto de sus compañeros. Y es que el pequeño vio la película de El Hobbit y, claro, le gustó tanto que llevó el anillo de Sauron al colegio para decirle a otro chico de su misma clase que con “su anillo mágico podía hacerlo desaparecer”.

Los profesores y directivos de la escuela decidieron que este comentario no era nada gracioso y lo consideraron una amenaza para el colegio, razón por la que decidieron expulsarlo, según informaciones del New York Daily News.

Los padres del niño se han mostrado muy indignados por esta decisión que no se creían en el primer momento de conocerla. “Mi hijo carece de los poderes mágicos necesarios para amenazar la existencia de su amigo y si lo hiciera, estoy seguro de que lo traería de vuelta”, declaró al diario americano.

La directora de la escuela no ha querido hacer declaraciones a los medios sobre los acontecimientos porque, al parecer, Aiden ya había sido suspendido en dos ocasiones previas por algunos episodios anormales en su comportamiento. Una vez por llamar a uno de sus compañeros “negro” y otra por traer a clase su libro favorito, El Gran Libro del Conocimiento, que contenía un capítulo sobre el embarazo y un profesor lo consideró una ofensa y desapropiado para su edad.