Compartir

Trevor McKendrick se confiesa ateo, pero no le ha hecho falta ser cristiano para ganar una importante suma de dinero gracias a la Biblia. ¿Su secreto? Adaptar el libro más vendido del mundo y adaptarlo a las nuevas tecnologías creando una popular aplicación que se ha convertido en un importante éxito de ventas en la App Store -la tienda de aplicaciones de Apple-.

El camino hacia la gloria de este estadounidense comenzó imitando los movimientos de su hermano, quien aseguraba ganar alrededor de 10.000 dólares al mes creando y vendido aplicaciones para móviles y tabletas para IOS, el sistema operativo de la marca de la manzana.

El mercado está plagado de aplicaciones, pero hay resquicios en los que se pueden implantar una nueva fórmula. McKendrick optó por la Biblia, ya que las opciones ya planteadas presentaban un importante número de lagunas. Para mejorar al resto de ofertas, optó por contratar a un programador informático que plasmase sus ideas y, voilà, las ganancias no se hicieron esperar.

Durante el primer año en el mercado ganó más de 70.000 dólares, mientras que al año siguiente mejoró sustancialmente sus ingresos hasta superar los 100.000 dólares.

El éxito de su aplicación le ha llevado a plantearse un pequeño dilema moral. Como no cree en nada de lo que recoge la Biblia, McKendrick se siente culpable por lucrarse gracias a este documento. Eso sí, según confiesa al portal Business Insider, no es suficiente para renunciar a tal cantidad de dinero.