Quantcast

Un padre se tatúa los dibujos de su hijo pequeño

Keith Anderson, un hombre de Ontario (Canadá) se ha llenado el cuerpo de tatuajes 'diseñados' por su hijo. 

Bueno, más que diseños lo que este hombre se ha impregnado en su piel de por vida son los dibujos que el pequeño Kai ha ido haciendo a lo largo de su vida.

Los dibujos que Anderson no ha dudado en tatuarse van desde alguno que su hijo realizó cuando apenas tenía cuatro años, junto a algunos más recientes que ha pintado ahora que tiene once. 

Los dibujos convertidos en tatuajes que decoran el cuerpo de este orgulloso padre canadiense tienen varios motivos: desde árboles y flores, hasta un caballito de mar o un retrato de él mismo que se atrevió a dibujar Kai. 

Hay niños que tienen mucha creatividad y, sin ningún tipo de duda, Kai es uno de ellos. Por eso, Keith Anderson no ha dudado ni un instante en ir tatuándose los mejores dibujos que el niño lleva haciendo desde los cuatro años. 

Según asegura este padre en The Huffington Post tatuarse los dibujos es una muestra de amor hacia su hijo y un bonito recuerdo de él. Además, al pequeño Kai le encanta acompañar a su padre al salón de tatuajes cada vez que decide hacerse uno nuevo, y asegura que cuando se quede sin espacio en el cuerpo para más imágenes hará “dibujos más pequeños”.

Comentarios de Facebook