Compartir

Una mujer de 56 años de edad ha sido detenida tras ahogar en el baño del aeropuerto de Nebraska a su perro, un cachorro de sólo dos semanas de edad que la aerolínea no le dejaba subir a bordo del avión en el que se disponía a viajar.

Ni corta ni perezosa, Cynthia V.Anderson no dudó ni un solo instante y acudió a uno de los baños de la terminal para deshacerse del animal. Al parecer, según informan los medios locales, fue clave la declaración de varios testigos que vieron a la detenida entrar con el perro a los servicios y salir sin él.

Fue entonces cuando una mujer entró, sólo unos minutos más tarde, y encontró al animal muerto en el inodoro. Los responsables del aeropuerto de Nebraska llamaron a una sociedad protectora de animales que se hicieron cargó del cuerpo del cachorro, cuyo autopsia determinó que había sido ahogada.

Evidentemente Anderson fue arrestada y ha sido acusada de varios delitos, entre ellos el de abuso de animales. ¡A ver cuántos años le caen!