Compartir

Un día cualquiera en un restaurante de comida rápida llega este joven a hacer su pedido. Lo que no se esperan los que están a su alrededor es que no quiera hablar con el dependiente, que es musulmán. “Dile a otro que me atienda”, le reprocha el chico.

Con el aumento del terror por el terrorismo yihadista, los expertos advierten que podría haber un aumento del odio y el racismo de la población hacia la comunidad creyente en el islam, los musulmanes.

A pesar de lo que se podría creer, las reacciones de la gente son de lo más dispares. Desde personas que defienden al musulmán, hasta otros que comparten los pensamientos del joven. ¿Racismo? Juzguen ustedes mismos.