Compartir

Dejar el coche como los 'chorros del oro' cuesta dinero o tiempo. La solución más rápida pasa por un túnel de lavado, por un precio cercano a los 4 euros, y la opción más económica necesita invertir al menos media hora. Aunque suela ser lo habitual, hay excepciones como la que protagoniza el conductor de este vídeo.

Los trabajadores de este túnel de lavado se vieron sorprendidos por un vehículo que irrumpió a más de 70 km/h y que destrozó por completo la instalación. Además, no pasó por caja. Al parecer, confundió el acelerador con el freno. La otra explicación posible es que quería un lavado 'eficiente, rápido y barato'.