Compartir

Hay algunos intrépidos y peligrosos caballeros que están dispuestos a arriesgar sus vidas con el objetivo de tener su minuto de gloria. Ese es el caso del conductor de esta motocicleta, que decidió ir a comprar una bombona de propano. Sin embargo, él decidió llevarla de una manera diferente. ¿Cómo? En su cabeza.

La situación es tan extraña que algunos motoristas que se cruzan con él no dan crédito a lo que están viendo con sus propios ojos. ¿Montaje o realidad? Muchos en las redes sociales no parecen verlo como algo que pueda suceder pero… ¿Y vosotros?