Compartir

Los protagonistas de esta bonita historia ocurrida en Preston (Reino Unido) son Dominique Harrison-Bentzen y un mendigo al que llaman Robbie

Ella es una joven de 22 años que se había quedado sin dinero para volver a casa una noche que había salido de fiesta. Fue entonces cuando Robbie le ofreció sin dudarlo ni un instante todas las monedas que tenía, para que pudiese volver sana y salva a casa, según cuenta el diario The Mirror. 

La joven estudiante decidió aceptar su ayuda y regresó a casa. Pero la cosa no se quedó ahí, porque el gesto y la amabilidad del mendigo le conmovieron tanto que Dominique decidió devolverle el favor. Y vaya que si lo ha hecho. 

Lo primero que hizo Dominique Harrison-Bentzen después de que el mendigo le ofreciese su dinero fue pasar un día entero con él en la calle, para poder meterse en su piel y entender y vivir la dureza de su situación en primera persona. 

Después de todo esto la chica decidió publicar su historia en las redes, porque consideraba que la gente debía conocer cómo le había ayudado Robbie. 

A pesar de todo, Dominique no se quedó satisfecha con el agradecimiento y decidió ir un poco más allá. Así que la joven estudiante ha organizado una colecta a través de las redes sociales con la que ya ha logrado recaudar más de 12.000 euros para Robbie. 

“Espero que mi campaña ayude a que la gente piense un poco más acerca de las personas que los rodean”, ha comentado Dominique. Además, ha añadido que “la Navidad es un buen momento para pensar en otras personas”.