Compartir

La relación entre una madre y una madrastra suele producirse en unas circunstancias, por norma, complicadas. Dos mujeres, la actual pareja y la ex, en la vida de un hombre que con hijos de por medio pueden marcar su educación y crecimiento. Además, si son de generaciones distintas, pueden aparecer celos por el físico o el comportamiento de su exmarido con su 'nueva' novia.

En esa circunstancia estaba Candice Curry, una madre estadounidense de 39 años, cuando apareció en la vida de su expareja y de su hija Ashley Parish, una joven de 29 años que la sustituyó. En una carta abierta publicada en su blog, Candice reconoce que al verla “sintió evidentes celos”, pero que desaparecieron al comprobar cómo trataba a su hija.

Gracias a incluirla “en todos su planes y hacerla sentir querida”, esta madre ha dedicado unas admirables líneas en el texto dirigido a la nueva pareja de su exmariado. Sin miedo a que pueda robarle el cariño de su hija, Curry asegura que siempre va a respetar la relación que tiene con la adolescente porque “así tiene dos mujeres fuertes de las que aprender”.

La joven estaba en casa de su padre cuando encontró la carta y rompió a llorar. Una reacción parecida a la que tuvo Ashley al leerla. La mujer asegura que “no soy tan buena como tú escribiendo estas palabras”. En un comentario en la entrada, Ashley comentaba que no tenía palabras para describir la emoción que le había provocado el leer esta misiva.

Un texto que ha sido compartido por más de 100.000 usuarios a través de Facebook.