Compartir

Es la emotiva reacción de un caballo esclavizado cuando es liberado tras muchos años de duros trabajos forzados acompañado de hambre y escaso cuidado. Ocurrió ene el municipio brasileño de Paraná, que puso en marcha un programa municipal para cambiar los caballos, asnos y mulas por motovehículos como maquinaria de carga. Hasta el momento han sido ya 20 las motos entregadas a los propietarios de estos animales.  

Una integrante de Ayuda a Caballo de Paraná presenció y grabó con su cámara el momento en el que liberan a uno de estos equinos. Éste animal, como el resto, será entregados a cuidadores para luego evaluarlos y decidir quiénes serán los encargados idóneos.

El caballo goza de sus primeros momentos rebozándose por la hierba, retozando y sintiendo el frescor. Está muy contento. Está claro.