Compartir

Alton Brieske, un estudiante norteamericano de 21 años se convirtió en el héroe del día tras salvarle la vida a un anciano. El joven no dudó en lanzarse al agua cuando vio que un hombre de 92 años de edad había caído a un lago de California con su coche.

El anciano perdió el control del vehículo y cayó al lago. En ese momento, Brieske, que se encontraba comiendo por la zona, se tiró al agua junto a otros dos hombres.

El chico logró romper un cristal del coche con un martillo y así consiguieron abrir la puerta para salvar al hombre.

Una vez en tierra, procedieron a reanimarlo y rápidamente fue trasladado al hospital en estado crítico.