Compartir

La foto más cara del mundo ha sido vendida por 6,5 millones de dólares y se ha convertido en la fotografía más cara de la historia hasta la fecha. La instantánea fue hecha por el artista australiano Peter Lik y tomada en el Antelope Canyon (Cañón del Antílope), en el norte del estado de Arizona (EEUU).

El Cañón del Antílope es uno de los lugares más bellos y fotografiados del mundo por su juego de luces y sombras. Se trata de una excavación en la tierra que ha sido modificada por el agua a lo largo de millones de años, formando una cueva.

Lik lleva más de treinta años capturando y compartiendo fotografías de algunos de los lugares más bellos del mundo. “El propósito de mis fotografías es capturar el poder de la naturaleza y reconvertirla en algo que inspire a quien la vea a sentirse apasionado y conectado con la imagen“, ha explicado el artista.

La fotografía está tomada en blanco y negro, algo muy habitual en su estilo. Peter Lik es un fotógrafo reconocido por su aproximación artística a la fotografía de paisajes y por capturar los más vibrantes colores de la naturaleza.

El comprador ha querido permanecer en el anonimato, pero se trata de un coleccionista habitual de la obra De Lik, que ya habría comprado con anterioridad otras fotografías del artista como 'Illusion' y 'Eternal Moods'.