Compartir

Hay gente muy despistada que lo pasa muy mal cuando tiene que buscar su coche porque no recuerda dónde lo ha dejado aparcado unas horas antes. Sin embargo, lo que le debió ocurrir al propietario del coche que aparece en este vídeo es sin duda mucho peor. 

Había dejado su coche y se había marchado tranquilamente, sin saber que más tarde iba a molestar a unos trabajadores que tenían que maniobrar con un camión en esa misma calle. Así que esos mismos operarios decidieron cortar por lo sano y, en lugar de esperar a que el propietario del vehículo lo retirase, decidieron hacerlo ellos mismos. 

Los trabajadores quitaron ellos mismos el coche con un montacargas. Eso sí, lo hicieron con bastante cuidado de no dañar el coche, poniendo incluso un cartón para que no se hiciese ningún arañazo. Tras levantar el coche con el montacargas, lo llevaron al otro lado de la acera para dejarlo allí aparcado. 

El dueño se volvería loco cuando volviese a por su coche, ¿no creéis?