Compartir

11. La bala más lenta de la historiaEn 1883, Henry Ziegland cortó la relación con su novia, quien com

1. La bala más lenta de la historiaEn 1883, Henry Ziegland cortó la relación con su novia, quien completamente abatida y destrozada por la situación, acabó suicidándose. El hermano de la joven, enfurecido por el suicidio de su hermana, persiguió a Ziegland y le disparó en el jardín de su casa. Creyendo que lo había matado, el supuesto asesino se suicidó también. Pero el agredido sobrevivió, ya que la bala sólo le rozó la cara y se incrustó en el tronco de un árbol. Pero 20 años más tarde, esa misma bala fue la causante de su muerte. En 1913 Ziegland decidió cortar el árbol y, como era tan grande, quiso hacerlo volar con dinamita. La explosión provocó que la bala del árbol se propulsara y acabara impactando en su cabeza, algo que le hizo morir en el instante.

Atrás