Compartir

El padre de estos dos niños graba a sus hijos mientras les regaña y les pide una explicación por haberse pintado la cara. Los dos pequeños se encuentran en la ducha completamente bañados en pintura e intentan contarle a su padre quién es el responsable de los hechos. Pero llega un momento en que la conversación pasa de ser una riña a algo muy diferente…