Quantcast

El camello que quiere comerse el brazo de un turista

Si actúas de este modo y te crees 'Frank de la Jungla', lo menos grave que te puede llegar a ocurrir es que un camello intente morderte la mano. Un coche abarrotado de turistas paseaba por un país del Golfo Pérsico. Uno de los camellos locales con los que se cruza el vehículo, curioso y juguetón, se acerca al coche. No se conoce la última fecha en la que la bestia se llevó algo a la boca, pero sí, debía tener hambre. Parece que la curiosidad del camello es mucha y la insensatez de los turistas aún más. A tal punto que el conductor intentó darle de comer de su mano.

En un momento, rodeado de amigos, latas de bebidas isotónicas y colillas de cigarrillos, el joven se llevó el susto de su vida. Con un enorme alarido terminó se queja por que el cuadrúpedo casi le arranca la mano. ¿Era esperable o no?

Comentarios de Facebook