Compartir

Las autoridades de Francia ya están analizando unas imágenes que están dando mucho que hablar. Y es que en el país galo se está proliferando una peligrosa moda entre los jóvenes: picarse entre ellos con apuestas sobre quién viaja de manera más arriesgada en un tren.

En estas imágenes podemos apreciar como este grupo de jóvenes se la juegan, sin medir las posibles consecuencias, y se suben a un tren en la estación de Neuilly-Plaisance de Seine-Saint-Denis. Sin embargo, vemos como antes de que arranque se agarran a las barandillas exteriores del vagón para ir allí durante el trayecto hasta la siguiente estación.

Una grabación que ha servido para que los encargados de esta suicida acción sean detenidos pero que ha creado escuela en Francia, ya que otro grupo de jóvenes ha sido avistado este fin de semana intentando esta peligrosa maniobra. ¡Menudo riesgo!