Compartir

Joey Johnson tuvo que enfrentarse al lado malo de la vida. Su carrera era perfecta: un militar de alto rango que le hacía estar plenamente ocupado y centrado en sus objetivos. Sin embargo, su vida se torció en sólo unos segundos. Tuvo un accidente de moto que le hizo quedarse parapléjico y que cambió su forma de ver las cosas.

Para su fortuna, a su lado estaba su chica y que ya es su mujer, Michelle, con la que llevaba tan sólo cuatro meses cuando tuvo lugar el accidente. El suceso les unió más y desde ese momento se convirtieron en una pareja inseparable y muy envidiada por todas sus amistades.

Un amor que quisieron sellar para la eternidad y que se consagró hace tan sólo unos días con la boda. Y Joey, un luchador incansable y que está feliz a pesar de lo que la vida le ha deparado, quiso darle una sorpresa especial a su mujer: le brindaría el baile de matrimonio que se merece. El de estar con él en los momentos buenos, como ese, y en los malos que han sido muchos. Un esfuerzo duro pero especial.

“Los que conocen a Joey saben que no puede guardar un secreto. Pero hizo realidad mis sueños y nunca me imaginé lo especial que podría ser nuestro día”, expresó la novia a un diario local con motivo del Día de los Veteranos de las Fuerzas Armadas estadounidenses.

¡Simplemente precioso!