Compartir

La hazaña de estos dos hombres se ha convertido en la primera que se hace en estas circunstancias. Las peligrosas Victoria nunca antes habían sido cruzadas y ellos lo han conseguido. La espectacular naturaleza del lugar les ha permitido disfrutar de vistas realmente increíbles.

El desfiladero que han tenido que pasar agarrados por una cuerda medía 100 metros, aunque solo usaron una cuerda de pesca y un gran tirachinas. Las malas condiciones dificultaron el reto por su poca visibilidad, lo que no ha impedido que cruzaran al otro lado.