Compartir

Debbi Wood es considerada por muchos de sus amigos y familiares como “la mujer más celosa del mundo”. ¿Es un calificativo gratuito o es algo absolutamente merecido? Es algo totalmente demostrado, ya que padece del síndrome de Otelo, una enfermedad que le hace tener celos delirantes y que le hace pensar que su pareja le está 'poniendo los cuernos'.

Después de una larga relación y de luchar contra su propio cuerpo, Debbi, esta mujer británica de 43 años, ha decidido dar el 'si quiero' a su prometido Steve, de 31 años, y que ha tenido que aguantar durante los últimos tiempos un auténtico interrogatorio y un marcaje digno de un guión de película mala de Hollywood.

Y es que la obsesión de Wood por los cuernos es tal que obligaba a Steve a someterse al detector de mentiras cada vez que sale de su casa. No sólo le vale con eso sino que también se encargaba de revisar su cuenta de correo electrónico. Por si eso no fuera suficiente instaló en su ordenador y en su propio teléfono móvil un filtro informático que le impide buscar fotos de cualquier mujer, especialmente modelos. Además le prohíbe ver programas de televisión en los que aparezcan mujeres.

A pesar de todo ello, Steve afirmó que “aunque ha sido difícil vivir con ella, es algo que vale la pena”. Pero… ¿A qué se debe esta actitud celosa de Debbi Wood? Según recoge 'Daily Mail, esta ciudadana británica tuvo una serie de relaciones desafortunadas que le afectaron en demasía y que provocó que padeciera graves problemas con el alcohol.

Wood espera que en los próximos meses continúe su recuperación, algo que espera que se afiance gracias a su boda. Me siento tranquila al saber finalmente lo que estoy haciendo mal pero soy consciente de que todavía tengo un largo camino por recorrer”. 

No es la única a la cual se le ha diagnosticado este síndrome, ya que de todas ellas hasta un 15% ha presentado violencia hacia sus parejas.