Compartir

Jerome Jarre, un popular bromista en la plataforma de vídeos Vine, fue detenido hace unos días por el FBI tras pasearse con un bañador y un flotador en pleno vuelo mientras grababa las reacciones del resto de pasajeros.

Jarre explica en el mismo vídeo por qué tuvo esta 'genial idea'. El joven asegura que “los vuelos son aburridos y quería hacerlo divertido“, por lo que no dudó en ir al baño y plantarse un bañador y un flotador de un patito.

La iniciativa resultó “divertida” para los allí presentes, pero no para un empleado de American Airlines, quien realizó algunas llamadas y prometió que al aterrizar en Miami sería arrestado.

Y así fue. Jarre fue retenido durante tres horas e interrogado por agentes del FBI en el aeropuerto de Miami. Tras ser puesto en libertad publicó el vídeo en su cuenta de Youtube.