Compartir

Las botas no son de ahora, pero su última mejora es increíble. Estas máquinas fueron inventadas por Keahi Seymour, en 1999, a partir de la mecánica de salto de los canguros. Al parecer, Seymour quedó maravillado, cuando vio un amplio documental de televisión en el que describían las capacidades físicas de estos marsupiales. Desde ese momento trabajó hasta crear un sistema que imitara semejantes saltos. Con estas botas cualquiera puede dar saltos de 2 metros.

Con el sistema mecánico ideado por este inventor, se crea un impulsa que multiplica varias veces la longitud en carrera de una persona normal, ya que ese impulso no es sol hacia arriba sino que combina la fuerza también hacia adelante. Con este sistema cualquiera se puede convertir en un velocista de ciencia ficción.