Compartir

Un cachorro de husky siberiano quiso proteger su vivienda y a sus dueños de una horrible rata negra que no suponía ningún peligro para los suyos, ya que se trataba de un muñeco de plástico. El animal comienza una pelea cuerpo a cuerpo con el diminuto juguete, al que no deja de ladrar, oler y acercarse. Durante los cuatro minutos que dura el vídeo, los dueños, que incluso cogen la rata con la mano, no pueden parar de reir ante tan peculiar estámpa.