lunes, 28 septiembre 2020 1:38

Policías que en vez de multas ponen cornetes en California

Se trata más bien de una broma, hartos como están los polis de ser una presencia indeseada. La broma de los agentes del sheriff del condado de Plumas en Quincy, California (EE.UU), fue parte de la campaña de publicidad en la que detuvieron a media docena de conductores y se les hizo creer que iban a ser multados por una supuesta infracción de tráfico. Lo que obtuvieron para su tranquilidad fue muy distinto: Varios helados de cono

Desde esta campaña, y entre comillas, en Quincy, California, es ilegal conducir sin helado en la mano -al menos de acuerdo a al anuncio con policías locales-. Durante la acción, un grupo de oficiales de Quincy detuvo a media docena de automovilistas desprevenidos a los que sorprendieron con regalos muy 'fríos'.  El vídeo que refleja la campaña, que ha ido viral durante la semana pasada, comienza con una entrevista real con el sheriff Greg Hagwood, que cuenta a cámara lo desagradable que resulta, muchas veces, ser policía. 

La mayoría de conductores fue presa del pánico. Aparecía nerviosos y timoratos mientras daban por segura la temida multa. Los agentes les preguntan: “¿Cuánta gente tiene usted a bordo?” y “¿está familiarizado con la sección 33942 del Código de Circulación?”. Los agentes ordenan a los conductores que no arranquen el vehículo, que esperan y dicen que volverán en un instante . Cuando lo hacen, en vez de una multa o unas esposas, los conductores se encuentran con un helado inesperado.