martes, 29 septiembre 2020 3:33

Carrera de papá y mamá elefante para salvar a su pequeño

Lealtad, cariño y compañerismo suelen retratar perfectamente las relaciones de familia dentro de la manadas de elefantes. Quienes ya no pueden aguantar el ritmo de la manada, por amor a sus congéneres, se aparta para ser un estorbo. Y mientras, todo el grupo cuida de los más jóvenes, los bebés que han engrosado el grupo. Se dice de los elefantes que tienen una memoria prodigiosa, tanto para lo bueno como par lo mano, que son solidarios entre si y que los padres se dedican en cuerpo y alma a cuidar y ver crecer a su progenie. 

Sobre este último comentario el mejor ejemplo es el accidente que sufre una pequeña cría en el zoo de Zúrich cuando intenta subir una plataforma en la que están papá y mamá. No lo consigue y en cambio, sufre un aparatosa caída. En ese momento, sus padres, como alma que lleva el diablo, se abalanzan para socorre a su pequeño. Le levantan y le acompañan enseñndole el camino más fácil para intentar lo que antes no consiguió.

El amor y la inteligencia de los elefantes…