Compartir

Una pareja brasileña junto a un amigo navegaban por el río Santa María y se cruzaron con una temible anaconda. La serpiente se calcula que medía hasta cinco metros de largo y, por el tamaño de su vientre, parecía haber comido recientemente.

Por este hecho, la policía ambiental de Brasil los multó por daño ambiental y deberán pagar 1.500 reales cada unos, 500 euros.

En el video, se observa como Sirlei Oliveira, Betinho Borges y Rodrigo de Miranda Santos persiguen e intentan atrapar a la anaconda que nadaba por el Río Santa Maria, en el estado de Río Grande Do Sul, informó O Correio News.