miércoles, 23 septiembre 2020 12:51

Detienen a un empleado por restregar en sus genitales la pizza de un cliente

Austin Symonds, un joven de 18 años y empleado de una cadena Papa Murphy, ha protagonizado un suceso que jamás olvidará. No lo hará porque será difícil que vuelva a encontrar trabajo.

Este joven se encontraba como otro día cualquiera en su puesto de trabajo cuando, de repente, decidió gastarle una 'pequeña' broma a un cliente y decidió restregar en sus genitales una pizza familiar que estaba a punto de servir.

En su camino, se cruzó otro cliente que esperaba una pizza y que le pilló con las 'manos en la masa'– y nunca mejor dicho. Este no hizo otra cosa que llamar a la Policía para denunciar la situación.

Symonds no tuvo más remedio que admitir su culpa y los agentes se lo llevaron detenido, por alterar un producto de consumo. 

Tras pagar unos 7.000 euros de fianza, fue puesto en libertad y de forma evidente, despedido de la cadena de pizzerías en la que trabajaba.

Lo mejor de todo es la confesión que hizo el joven ante los policías. Al parecer, todo fue un acto de venganza porque el cliente había solicitado un pedido cuando estaban a punto de cerrar y hacer caja. ¡Avisados estáis!