Compartir

Miles de recuerdos e historias se quedaron entre los escombros del 11-S y hoy una de ellas ha podido regresar a sus dueños. Elizabeth Stringer Keefe, una ciudadana neoyorkina, encontró entre los restos de las Torres Gemelas una fotografía en la que aparecían seis personas en una boda, entre ellos los recién casados.

Al tratarse de una instantánea tan especial y temiendo que alguno de ellos hubiese perdido la vida en los atentados del 11-S, Elizabeth comenzó una campaña a través de las redes sociales para encontrar a alguno de sus protagonistas y entregársela. A pesar de no tener éxito anteriormente, en el decimotercer aniversario volvió a intentarlo.

La fotografía se viralizó a través de Twitter, donde obtuvo más de 80.000 RT, y la búsqueda dio sus frutos. Fred Mahe, dueño de la foto, se topó con el tweet y se llevó una increíble sorpresa. Según ha informado la cadena estadounidense CNN, Mahe tenía la instantánea en su despacho del piso 77 de la torre 2 del World Trade Center. Afortunadamente, las seis personas que aparecen siguen vivas.